Blog Preuniversitario y Prueba de Transición | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Mayo 27, 2020

Adolescentes en tiempos de cuarentena

  • Compartir:

Adolescentes en tiempos de cuarentena

Como sociedad estamos viviendo un momento histórico y complejo a causa de COVID 19. Para afrontar esta situación de la mejor manera, se nos ha pedido permanecer en casa junto a nuestra familia, medida que ha impulsado a realizar cambios repentinos de actividades, rutinas y hábitos. Se ha pedido mantener distanciamiento físico con nuestras amistades, familiares, entorno cercano y permanecer confinados en casa. ¡Gran desafío!

En estas circunstancias, es normal experimentar sentimientos contradictorios como temor, ansiedad, incertidumbre, aburrimiento o tristeza. A la vez, sentimientos como esperanza, comprensión y amor. Ten presente que no solamente tú estás sintiendo esto, sino también tu familia. Podría ser el momento perfecto para ayudarse entre sí, comprometerse y compartir con los demás y así superar juntos las adversidades.

Tanto tiempo juntos podría generar roces entre los miembros de tu familia, por lo que se convierte necesario establecer espacios y momentos de interacción, como compartir juntos un juego de mesa, una película. Pero también es necesario respetar espacios individuales de cada uno. Esto es válido y muy importante, pues si estamos todo el tiempo juntos es muy probable que aparezcan nuestras diferencias.

En caso de que sea necesario, establece horarios con tus hermanos/as para utilizar el dormitorio durante el día. Por ejemplo: para ver una serie, hacer los deberes escolares, estar un rato sola/o, hacer una videollamada con tus amistades, jugar a un video juego, etc.

El confinamiento a veces puede provocar discusiones con tu familia. En el caso de que tengas un conflicto, en vez de actuar desde la rabia y el enojo, es aconsejable ir a tu habitación para calmar tu impulsividad, luego, una vez más tranquilo/a, vuelve a abordar y resolver el conflicto.

Reenfoca tus proyectos. Aprovecha el confinamiento para volver a pensar en proyectos futuros y reflexiona sobre los actos que contribuyan a lograr tus objetivos. Por ejemplo, entrar a un club deportivo, ingresar a una academia de baile, etc. Considera que el encierro te permitirá hacer esas cosas que nunca haces, como escribir, dibujar, bailar, aprender algo nuevo a través de algún curso online, etc.

Recuerda que no eres lo que logras, eres lo que superas.


Comentarios cerrados.