Blog Preuniversitario y puntajes PSU | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Diciembre 16, 2019

Apoyo de los padres en las semanas previas a la PSU

  • Compartir:

Apoyo de los padres en las semanas previas a la PSU

La PSU puede ser una etapa muy angustiantes para muchos alumnos, sobre todo para aquellos que llevan años de esfuerzo y estudio, y que se ven enfrentados a medir todos sus resultados solo en una prueba. El estrés puede venir asociado a la incertidumbre del futuro y/o a la percepción que tomen los cercanos a partir de los resultados de la prueba, entre otros motivos, por eso es fundamental el rol de la familia durante el proceso.

Los padres o tutores de los estudiantes son quienes la mayoría de las ocasiones han tomado las decisiones educacionales de los jóvenes; donde estudiar; que reforzar, etc. y con eso, entregar las herramientas para que sus hijos tengan un mejor futuro. Es por eso que, al momento de llegar a un cierre de ciclo como lo es la PSU, el acompañamiento de los padres es vital. Por lo general, los padres y la familia son la primera línea de contención de un estudiante en caso de cualquier.

No existe una sola fórmula para que los padres ayuden a los hijos a enfrentarse a la PSU. Cada caso es único y requiere mirar sus particularidades. A pesar de ello, es posible aplicar algunas pautas para encarar de la mejor forma este momento importante.

Lo primero es que, al igual que como en el colegio, sea necesario mantener expectativas reales. También es de suma importancia intentar manejar la ansiedad por lograr el mejor puntaje posible y revisar los objetivos que sí podremos cumplir.

Plantearle a los estudiantes que contarán con el apoyo de sus seres queridos sea cual sea el resultado también puede marcar una diferencia. Muchas veces se puede dar como obvio pero en momentos de tanto estrés como previo a la PSU, no está demás darse el tiempo y conversar, hablar de todas las opciones y dar apoyo emocional transversal a los jóvenes.

Para los alumnos, se recomienda evaluar las posibles consecuencias de cada acto y asumir su resultado. En paralelo los padres deben mantener una actitud calma antes de la Prueba de Selección Universitaria. Resaltar lo bueno hecho previamente ayuda a reforzar la seguridad.

Una vez que se conocen los resultados en las pruebas y estos no son los esperados, es importante no olvidar que la Educación Superior no es la única alternativa una vez que finaliza el colegio. Continuar con estudios técnicos o dejar el año siguiente para prepararse mejor pueden ser opciones viables. En esa decisión, el apoyo de los padres les da seguridad a los jóvenes de que las alternativas pueden ser una buena idea.

Respecto al momento de elegir una carrera en el periodo de postulación, hay que estar conciente que la decisión de estudiar una carrera determinada en la universidad está vinculada con la vocación de cada estudiante. Sus gustos o inquietudes personales suelen contrastar con un mercado laboral saturado en algunos rubros profesionales.  Es por esto que la orientación de los padres es vital en este aspecto. Es necesario que colaboren en la tarea de tener toda la información posible de cara a decidir qué estudiar. A pesar de ello, no deben tratar de imponer sus ideas sobre las aspiraciones de sus hijos.


Comentarios cerrados.