Blog Preuniversitario y puntajes PSU | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Septiembre 27, 2017

¿Qué pasa si en la carrera que quiero no hay cupos?

¿Qué pasa si en la carrera que quiero no hay cupos?

Junto a las palabras PSU, preuniversitario, NEM, carreras y universidad, una aparece con fuerza a medida que avanza el año. La vocación es el factor que le ayuda a todo estudiante definir qué carrera cursar en la educación superior. Pero, a veces, el escenario no resulta positivo cuando se enfrentan a carreras sin cupos.

Aunque la determinación es exclusiva de cada alumno, existen aspectos que pueden ser considerados cuando llega este momento. La información recibida durante el colegio es clave, mientras que la opinión de la familia suele pesar al decidir.

En lo académico entran factores como el número de alumnos matriculados y egresadosen procesos de admisión previos. Por último, el nivel de saturación de una carrera resulta un dato vital a la hora de buscar empleo.

Durante el proceso de inscripción para la PSU es posible inscribir hasta 10 carreras. La recomendación es que se haga en orden decreciente: las que concentran nuestro interés en los primeros lugares. ¿Nos gusta la segunda opción?. La respuesta nos puede ayudar a decidir.

Revisando el listado de carreras

Una serie de variables pueden influir en no poder cursar la carrera número uno de nuestra lista. Aquel escenario obliga a revisar las otra nueve alternativas -o las que se completaron- para definir si tomamos o no alguna de ellas.

Hay oportunidades donde la segunda carrera ingresada durante la inscripción también responde a nuestros intereses vocacionales. Si este es el escenario, seguir con el proceso de matrícula es una alternativa.

Cuando las otras elecciones no son atractivas o no llaman la atención, es válido hacer una pausa y analizarlas con cuidado. Ingresar a la universidad y cursar una carrera que no está dentro de nuestros intereses puede implicar bajo rendimiento o incluso la deserción.

Si de todas formas se continúa con la matrícula, hay que revisar con cuidado aspectos clave. Uno, por ejemplo, es el eventual campo laboral que presentará dicha carrera tras el egreso. Elementos como el programa académico, el perfil de la carrera o incluso los requisitos de ingreso pueden ayudar a decidir.

Si a pesar de esto siguen las dudas sobre matricularse en las otras carreras de nuestra lista, tomar un período de descanso se transforma en la única alternativa.

¿Un año sabático tras la PSU?

No ingresar a la universidad a través de la primera opción de la lista puede generar un impactoen todo estudiante. Un preuniversitario, tener buenas notas en el colegio y aplicar métodos de estudio buscan lograr buenos resultados en la PSU.

Algunos especialistas plantean que un primer paso es encontrar y analizar lo que generó el no poder ingresar a la carrera número uno. Si, por ejemplo, las diferencias de puntajes entre las carreras es poca, un año sabático permite una preparación con tiempo.

También el orden y las opciones ingresadas durante el proceso de inscripción para la PSU es revisable. En caso que el listado cubra demasiados ámbitos académicos, la opción es recurrir a orientación vocacional.

Finalmente existen soluciones intermedias. Las universidades cuentan con programas especiales o módulos que permiten conocer en detalle distintas áreas. En estas instancias es posible profundizar conceptos y obtener más información que posteriormente ayudarán en una nueva toma de decisión.

Si te enfrentas a la situación de una carrera sin cupos, ¡tómate tu tiempo! Puedes volver a intentarlo el próximo año. Si necesita apoyo en tu proceso de admisión o de orientación, en Preu Pedro de Valdivia te podemos ayudar.

Comentarios cerrados.