Blog Preuniversitario y Prueba de Transición | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Septiembre 8, 2020

Cómo aprovechar los últimos meses para prepararse para la Prueba de Transición

  • Compartir:

Cómo aprovechar los últimos meses para prepararse para la Prueba de Transición

Ahora que las fechas están claras y queda medio año para rendir la Prueba de Transición, es el momento perfecto para reorganizarse, analizar la situación en la que te encuentras y plantear metas y objetivos de estudio. Es fundamental diagnosticarse y encontrar las debilidades y fortalezas para planificar y seguir adelante con el estudio. Por eso, te dejamos algunos consejos para ayudarte a superar esta etapa y lograr rendir tu máximo en la prueba.

  1. Clarificar la carrera a estudiar

Además de entregarte tranquilidad, el tener definida la carrera que quieres estudiar, permite que conozcas los porcentajes exigidos en cada prueba y así saber en qué te debes concentrar más. Eso sí, es recomendable siempre manejar alternativas a esta primera preferencia,  y así quitar presión a una única alternativa.

  1. Conocer sus fortalezas y debilidades

Cada estudiante debe observar en la práctica dónde están sus puntos fuertes y dónde los débiles. Esto te ayudará a dosificar el tiempo de estudio, qué necesita más tiempo V/S qué necesita menos tiempo, ayuda a establecer prioridades de estudio.

  1. Establecer un horario de estudio

Diseñar un horario flexible de estudio y en función de las prioridades anteriores.

  1. Fijar metas semanales

Programar metas realistas y de corto plazo por cada prueba que rendirás. En base a la evaluación que hiciste de tus debilidades y fortalezas, programa concretamente qué contenido será repasado y ejercitado, y cuándo se hará (horario de estudio).

  1. Estudiar activamente

No basta con leer las materias, es necesario anclar ese aprendizaje y para eso se utilizan estrategias de estudio como esquemas, mapas mentales, mapas conceptuales, fichas, resúmenes que impliquen trabajar sobre ese contenido a aprender y que luego harán más expedito el repaso.

  1. Repasar lo estudiado

A partir del segundo semestre es necesario dar énfasis al repaso de los contenidos para no descuidar lo visto en los meses precedentes.

  1. Ejercitar y practicar

Estudio y ejercitación deben ir de la mano. Además el ejercitar implica ganar seguridad y rapidez, lo que garantiza un mejor rendimiento.

  1. Mantener buenos hábitos de alimentación y de descanso

Mantén una adecuada higiene del sueño procurando dormir en promedio unas 8 horas. Por otro lado, la alimentación equilibrada y la correcta hidratación te permitirá rendir adecuadamente.

  1. Canalizar el estrés

En el contexto actual, es fundamental considerar tiempo para realizar actividades que propicien bienestar personal, actividades que te gusten y relajen. Además considerar que la distancia física no implica distancia social, mantener comunicación activa con seres queridos y amigos es clave. Lo anterior actúa como factor protector para evitar que la ansiedad interfiera negativamente en tu preparación y rendimiento.

 

 


Comentarios cerrados.