Blog Preuniversitario y Prueba de Transición | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Febrero 2, 2021

Cómo lidiar con las expectativas de la Prueba de Transición

  • Compartir:

Cómo lidiar con las expectativas de la Prueba de Transición

El 11 de febrero se darán a conocer los resultados de la Prueba de Transición en el que más de 200 mil jóvenes la rindieron durante el mes de enero. Sin duda que quedará en la memoria de muchos como el primer test tras dieciséis años de PSU, además de ser la primera prueba nacional que se ejecuta bajo un contexto de pandemia.

Una espera conocida.

Al igual que en las pruebas anteriores, en estas fechas aparecen los nervios y estrés de los estudiantes por conocer los resultados  y acceder a la educación superior. Como todo en la vida, muchas veces las cosas no resultan como se planearon, es por eso que Paula Noya, psicóloga del departamento de orientación del Preuniversitario Pedro de Valdivia explica cómo controlar las expectativas de los resultados si es que al estudiante no le va como pretendía.

“Lo primero es detenerse, atender las propias emociones y evitar dejarse invadir por la desesperación. Los jóvenes creen que se juegan ´la vida´, pero es necesario reconsiderar esto y verlo como un paso más hacia la siguiente etapa y que hay muchas alternativas para alcanzar el objetivo propuesto”, comenta la experta.

Sugerencia de una experta.

Noya sugiere realizar procesos de introspección y autoevaluación, que permitan reconocer qué estrategias no fueron efectivas y qué cosas no se deben repetir. Además de reevaluar las propias expectativas para ver de qué forma se orientarán los esfuerzos. “En ocasiones los estudiantes generan expectativas alejadas de sus gustos e intereses reales, escuchando y dándole más importancia a lo que los cercanos esperan de ellos”, sostiene.

La especialista también habló sobre las alternativas que existen “conviene, luego de buscar la calma, revisar las distintas opciones académicas, y ver con cuál de ellas podemos identificarnos; además de las universidades adscritas al Sistema de Admisión, también podrían ser alternativa una universidad no adscrita, optar por una carrera en un Instituto Profesional o Centro de formación Técnica, o bien, volver a prepararse para volver a rendir la Prueba de Transición. La idea es investigar para decidir de manera adecuada”, plantea Noya.

Qué hacer si no te va como esperabas

Si los resultados no fueron los esperados, la experta también propone realizar el proceso nuevamente. “Es algo totalmente natural, comenzar la planificación de un nuevo camino, recogiendo todos los aprendizajes de lo sucedido, ordenar las estrategias de estudio, complementar lo educativo con lo vocacional, fomentando el autoconocimiento”.

Este proceso de decisión y de autoevaluación, va a acompañado de múltiples emociones que afloran y desgastan emocionalmente. La psicóloga recomienda realizar actividades que promuevan el autocuidado “escuchar música, pintar, tocar un instrumento, hacer ejercicio físico, a fin de conectar con el propio bienestar; de esta forma, despejamos la mente para generar nuevas ideas, dejarse acompañar por algún especialista que oriente en la comprensión de las emociones, y acompañe en la reorganización de los objetivos”, concluye.

Ya sabes, si estás pasando por este proceso o conoces a alguien, guíalo para que no tenga miedo de intentarlo de nuevo, ya que como enfatiza Noya la experiencia ayudará al estudiante a enfrentarse con mejores herramientas para el futuro.


Comentarios cerrados.