Blog Preuniversitario y Prueba de Transición | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Diciembre 30, 2019

¿Cómo manejar la ansiedad antes de la PSU?

  • Compartir:

¿Cómo manejar la ansiedad antes de la PSU?

  • Controla los pensamientos catastróficos asociados a la PSU. “Si me va mal en la PSU me muero” “Si no obtengo 800 puntos habré fracasado”. ¿Te sientes identificado/a con alguna de esas oraciones? Si la respuesta es sí, te invitamos a modificar esos pensamientos ¿Qué pasaría si ves las cosas desde otra perspectiva? por ejemplo “Si no obtengo 800, revisaré otras opciones acordes a mi puntaje” “Preparándome para la PSU aprendí mucho, de ninguna manera he fracasado”. Si te enfocas en el miedo que sientes ante lo que viene, en las posibilidades de fracaso o error, es posible que generes en tu cuerpo un alto nivel de ansiedad, provocando dificultades para actuar con rapidez y claridad. Pon énfasis en todo aquello en lo que avanzaste no sólo en lo académico, sino también en el desarrollo personal.

 

  • Conoce técnicas de relajación. Existen diversas técnicas de relajación, imaginerías, musculares, música con sonidos de la naturaleza, etc. Sin embargo gran parte de ellas usan como base la respiración, la cual permite cambiar el foco de tus pensamientos, desde el estrés hacia otros estímulos que favorecen un estado de tranquilidad o reposo. ¿cómo puedes utilizar la respiración como técnica? Te recomendamos ocupar un lugar y posición cómoda, respirar lentamente por la nariz y luego exhalar por la boca. Puedes enfocar tu atención en el recorrido del aire al entrar y salir de tu cuerpo.

 

  • Identifica cómo se expresa en tí el cansancio, recurre a momentos de dispersión y procura asegurar en tu horario espacios para el ocio. Recuperar energías evitando la fatiga es tan importante como las horas activas de estudio.

 

  • Usa de forma cuidadosa los medios de información. Antes de dejarte afectar por las noticias, verifica la fuente de información, cuida los tiempos de exposición a las opiniones y reacciones de otros en las redes sociales, pues en momentos de incertidumbre y de cambios es posible sentir que los conflictos impactan de mayor forma que en otras ocasiones.

 

  • Si lo necesitas, busca apoyo. La conversación ayuda a disminuir la ansiedad, la posibilidad de compartir lo que piensas y sientes podrá ayudarte a descomprimir la tensión que se acumula por el exceso de información. Puedes compartir con tus cercanos las estrategias para buscar la calma, considerando el entorno en que estás. También puedes buscar apoyo especializado para ayudarte a ordenar tus ideas.

 

Sabemos que han sido días convulsionados en nuestro país, por lo que focalizar la atención en el estudio puede convertirse en otra fuente de estrés. Ante esto, el autoconocimiento es clave para la efectividad de las estrategias que apliques. Sin embargo, ten presente que, aunque el desarrollo de las habilidades académicas es relevante, el cuidado de tu salud mental es primordial para lograr tus objetivos.

 


Comentarios cerrados.