Blog Preuniversitario y puntajes PSU | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Marzo 18, 2018

¿Cómo regularizar el horario para el inicio de clases?

¿Cómo regularizar el horario para el inicio de clases?

Cuando ya pasan las primeras semanas tras el inicio de clases, aún nos sentimos mal por nuestro horario. No sabemos retomar nuestra rutina y cuesta adaptarnos a lo nuevo. Es normal cuando uno empieza sentir que nos duele la cabeza, tener sueño las primeras horas y estar más agotado al final del día. Esto pasa principalmente por el cambio brusco en nuestros horarios. Aquí te explicamos por qué pasa esto.

En vacaciones generalmente optamos por levantarnos tarde, por dormir mucho más en el día y en la noche permanecer despiertos. Esto provoca que nuestro cuerpo se acostumbre durante los meses de verano a esta rutina más relajada y por lo tanto, distribuya y gaste la energía de otra manera.

Cuando volvemos a clases, este cambio es radical. Empezamos a levantarnos temprano para ir al colegio y generalmente uno va a dormir más temprano, para tratar de amanecer bien para el otro día. Sin embargo, hacer esto nos cansa mucho. Hacer cambios bruscos en nuestro horario causa que nuestro cuerpo se tenga que acostumbrar lentamente a esto.

¿Cómo adaptamos nuestro cuerpo al inicio de clases?

Lo ideal es empezar a acostarse temprano, apagar cualquier fuente de luz y comer liviano en las noches, con tal de dormir las horas necesarias en la madrugada hasta despertarse en la mañana. Esto también se puede realizar durante los fines de semana, para ir acostumbrando el cuerpo a esos horarios.

Otra cosa que puede hacerse es regular las comidas. En vacaciones solemos comer a distintas horas del día porque tenemos mucha más libertad. En cambio, cuando entras a clases debes comer en horario regularizado. Siempre es ideal comer comidas contundentes al desayuno y almuerzo. Después en los recreos algunos snacks saludables y finalmente terminar con una once-comida liviana.

Además, regular inmediatamente el horario junto con lo que debes estudiar es vital. Debes tener listo tu horario de estudio después de clases, con tal de acostumbrar a tu cuerpo y cerebro a estar más atentos en esas horas.

Una valiosa forma de regularizar tu horario para el inicio de clases es establecer metas para lograrlo. Es decir, si estableces que vas a hacer una cosa todos los días a una hora en específico, tu cuerpo se acostumbrará a hacerlo. Siempre ten en cuenta que los horarios fuera de clases debes distribuirlos tú, por lo que también debes regular cuánto tiempo de ocio tendrás (porque en algún momento necesitas tomar un respiro) y cuánto te tomará estudiar una materia en la semana. Sólo así lograrás tu objetivo semana a semana.

¿Cómo rehacemos nuestra rutina?

Rehacer la rutina no es tan simple. Siempre nos costará mucho debido a que en vacaciones solemos tener nuestras horas de manera y distinta, y muchas veces nuestra rutina nueva de este año no coincide con las del año pasado.

Para rehacerlas primero hay que definir qué es lo que haremos durante el día. A qué hora te levantarás, desayunarás, y cuanto te demoras en llegar a tu colegio. Solo ordenándonos podremos saber qué rutina tomaremos.

Recuerda que tu rutina depende mucho de tu capacidad para hacer las cosas. Si designas una hora en especial para estudio, debes tener en cuenta que muchas veces, las materias no nos cuestan lo mismo para estudiar. Cuando fijes un horario, trata de destinar más horas a las materias que más te cuestan.

Haciendo esto todos los días, lograrás retomarlo. Hazlo de a poco. Si sientes que te cuesta mucho, modifícalo para ajustarlo a tus capacidades.

Si tienes problemas o necesitas ayuda, no dudes en consultar al Departamento de Orientación de Preuniversitario Pedro de Valdivia. ¡Estaremos encantados de atenderte!

  • Compartir:

Comentarios cerrados.