Blog Preuniversitario y puntajes PSU | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Junio 18, 2019

¿Es necesario incluir la inteligencia emocional en la malla curricular?

  • Compartir:

¿Es necesario incluir la inteligencia emocional en la malla curricular?

Desde hace algunos años que se ha instaurado en el debate nacional la necesidad de implementar la inteligencia emocional dentro de los establecimientos educacionales chilenos. Muchos expertos en educación postulan que más allá de aprender sobre historia, ciencias, matemáticas y lenguaje, los niños necesitan desarrollar el aspecto emocional dentro de las salas de clase.

De acuerdo a la psicóloga y Directora de Orientación del Preuniversitario Pedro de Valdivia, Beatriz Rivera, implementar la educación emocional permitiría a los jóvenes “tomar decisiones de manera más consciente de sí mismos y de quienes los rodean”.

Implementar la educación emocional en la malla curricular no sólo de las Universidades sino también de los colegios sería beneficioso ya que, en palabras de Humberto Maturana ‘(…) no hay acción humana sin una emoción que la funde como tal y la haga posible como acto. (…) no es la razón lo que nos lleva a la acción sino la emoción’. Por lo que educar en este sentido, permitiría que nuestros jóvenes puedan tomar decisiones de manera más consciente de sí mismos y de quienes les rodean. La inteligencia emocional es un factor que facilita los aprendizajes, dentro y fuera del aula”, puntualiza Rivera.

Asimismo, la experta agrega que “es importante recordar que los procesos cognitivos como la atención, la memoria y el aprendizaje, entre otros, se ven influidos por los procesos afectivos, por ejemplo, un estudiante con alto nivel de ansiedad, mantiene su atención en las emociones como el miedo a fracasar, perdiendo su foco en lo académico y aumentando la probabilidad de fallar. Si esto sucede, se refuerza la idea negativa, generando una relación de mismo tipo con la materia o asignatura”.

Actualmente diversas organizaciones y fundaciones están levantando el tema y llevándolo al escenario político para generar cambios. Es el caso de la Fundación Liderazgo Chile, la cual llegó este mes de diciembre ante la Comisión de Educación para presentar su propio proyecto de ley que busca que se incorpore la educación emocional dentro del aula, pero no como un ramo con notas y evaluaciones, sino que desde la perspectiva en que el docente adquiera herramientas en su proceso pedagógico para incorporarlas transversalmente en la malla curricular. De acuerdo a la fundación, la disposición emocional determina la capacidad de aprender, es decir, un niño que está en mejores condiciones emocionales, recibirá de mejor manera los conocimientos.

La psicóloga Rivera también recalca un aspecto relevante en este sentido, señalando que “el desarrollo de la inteligencia no sólo aplica a los estudiantes, sino que también a los docentes. Es importante que los adultos en la sala de clases conozcan sus emociones y puedan gestionarlas y hacer conciencia de la forma en que su estado influye en la relación del estudiante con la asignatura”.

Otro grupo interesado en impulsar esta materia es la Agrupación Relaciones Inteligentes, la cual comenzó una campaña de recolección de firmas que actualmente ha recaudado más de 10 mil y que esperan pueda ingresar al Ministerio de Educación con el fin de modificar la malla curricular de la educación chilena. En concreto la iniciativa consiste en “revolucionar la educación desde el corazón. Transformar las bases curriculares de la enseñanza parvulario, básica y media para incluir la inteligencia emocional en todo el ciclo escolar. Porque está científicamente comprobado que la Inteligencia Emocional aporta un 80% de los factores determinantes de una vida saludable, exitosa y feliz”, según indican en su página web.

El tema de las emociones en la sala de clases no es algo nuevo a nivel internacional. Hace algunos años Inglaterra se convirtió en el país pionero en implementar el ramo de la “felicidad” en los diferentes colegios británicos. Los profesores especializados en esta materia promueven el debate sobre las emociones, los objetivos vitales positivos y técnicas para sobrellevar el estrés y las tensiones en el mundo digital de hoy. En la actualidad otros países adoptaron el modelo tales como Estados Unidos, Finlandia, Canadá y Holanda. ¿Será Chile el próximo país en incluir las emociones en el aula de colegios y universidades?

 

 


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *