Blog Preuniversitario y Prueba de Transición | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Febrero 10, 2020

Esperando los resultados PSU ¿Cómo lidiar con las expectativas?

  • Compartir:

Esperando los resultados PSU ¿Cómo lidiar con las expectativas?

Una vez rendida la PSU brotan muchas emociones; alivio y satisfacción suelen ser las primeras en manifestarse una vez cumplido un objetivo para el cual te preparaste tanto, sin embargo, también es posible que surjan otras como temor o angustia si sientes que tu desempeño no fue el óptimo. En este escenario, febrero puede ser un periodo de incertidumbre ya que estarás a la espera de los resultados PSU. A continuación, te entregamos algunos consejos para que disfrutes tus merecidas vacaciones y te prepares para el proceso de postulaciones a la educación superior.

Realiza actividades recreativas

De seguro tuviste un año intenso de estudio y ejercitación académica, en el cual muchas veces te perdiste un panorama entretenido por quedarte estudiando. Por lo tanto, aprovecha este primer periodo de vacaciones organizando actividades que sean de tu agrado, como salir al cine o al parque con tus amigos, también puedes retomar pasatiempos que dejaste por el estudio, como volver a ver tu serie favorita.

Aún queda camino por recorrer, pero conviene realizar un acto simbólico de cierre de una etapa, una comida, una instancia social que permita despedirse del proceso de preparación, sabiendo que se abren nuevas alternativas.

Maneja la ansiedad

En el momento en que te anticipes a los resultados, acepta que la situación te pone ansioso/a y trata de focalizar tu atención en el aquí y el ahora. En este sentido, realizar ejercicios de respiración o técnicas de relajación puede ser útil. Sin embargo, en cuanto percibas que no puedes dejar de pensar en el futuro, planifica. Si vas a imaginar distintos escenarios, diseña de forma concreta un plan de acción que te permita saber qué harías ante cualquier camino que decidas seguir.

Reflexiona tus expectativas

Revisa tus expectativas, a veces es bueno pensar si éstas son realistas. En caso de no serlo considera modificarlas, cuidando siempre de conservar la cercanía de tus proyectos con tus intereses. Bajar y hacer realistas las expectativas no significa necesariamente, abandonar tu sueños.

Si los resultados no son lo que esperabas, evita posicionarte en pensamientos absolutos como “mi futuro está perdido”, considera las opciones que puedes seguir, pensando en lo que apunta a cumplir tu objetivo; no obtener lo que buscas no es un fracaso, sino la oportunidad de revisar tus estrategias, tu forma de organizar prioridades y afianzar o repensar tus metas.

Si los resultados no te permiten ingresar a la primera opción, evalúa si realmente deseas tomar la segunda alternativa, o bien prefieres prepararte nuevamente para la prueba; más que enfocarte en el tiempo, concéntrate en tu objetivo, en el desarrollo de tu vocación y lo que harás para llegar a eso, lo demás son medios que utilizarás para lograr lo que deseas.

Activa tus redes de apoyo

Fortalece tus redes de apoyo, conversa con tu familia, profesores, orientadores, o personas que se hayan enfrentado a procesos de decisión similares, los que son muchos, pues todos pasamos por etapas de definiciones.

Ponte en contacto con otras personas, interactuar con otros permite tomar contacto con distintas realidades, aclarar la mente, así como profundizar en tus intereses y tu vocación.

 

Revisa nuevas opciones

Recuerda que decidir es un proceso, por lo que necesitas de toda la información para ir avanzando en las decisiones. En este sentido, revisa otras Universidades que imparten tu carrera de interés cuyas exigencias coincidan con tus resultados, sin embargo, debes considerar algunos indicadores de calidad, por ejemplo, los años de acreditación. Para conocer esta información te recomendamos revisar la página www.ojodondeestudias.cl

Finalmente, si tienes la posibilidad, y sientes que ayudará a alcanzar tu objetivo, es altamente recomendable prepararte nuevamente matriculándote en algún preuniversitario, luego de haber realizado un profundo análisis de tus debilidades y fortalezas del proceso anterior.


Comentarios cerrados.