Blog Preuniversitario y puntajes PSU | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Noviembre 10, 2017

El rol de las habilidades blandas en la universidad y el trabajo

El rol de las habilidades blandas en la universidad y el trabajo

El colegio es el lugar donde, además de aprender, podemos fortalecer distintos ámbitos de nuestra vida. Es un lugar de conocimiento por excelencia, en que nos vamos formando como personas y ciudadanos, aprendiendo valores, habilidades, técnicas y aspectos culturales. También es un espacio de socialización secundaria, que nos permite conocer a distintas personas y, a través de esa relación, participar socialmente en nuestro entorno.

Y, sin duda, el colegio es el espacio donde el proceso de aprendizaje puede conducirnos a la preparación para la vida profesional, especialmente, cuando se va a rendir la PSU y se tiene por objetivo llegar a la universidad. Bajo este prisma, la educación superior entregaría las herramientas para insertarse correctamente en el mercado laboral.

Junto con los contenidos académicos, son múltiples los desafíos que deben asumir los alumnos en esta nueva etapa. Nuevas metodologías de estudio, formatos de enseñanza y trabajar en equipo con nuevos compañeros.

Precisamente el interactuar con otros suele ser un aspecto descuidado por muchos. Sin embargo, bajo el ojo de empleadores y académicos la forma en que se ejecuta este proceso y los resultados que puede generar lo instala como un elemento importante.

¿Por qué son tan importantes las habilidades blandas? Todo joven, además de recibir los conocimientos, en la universidad vive la experiencia de compartir con otros. Este ejercicio implica defender ideas propias o ajenas, pero de forma correcta.

La importancia de las habilidades blandas

Son variados los antecedentes que resaltan la importancia de las habilidades blandas y su puesta en práctica. Las universidades, por ejemplo, detectaron falencias en este aspecto y tomaron medidas correctivas.

Como detalló OrientaChile, en 2017 varias casas de estudios implementaron módulos que apuntan a reforzar aquel aspecto. Entre sus principales objetivos está desarrollar en los alumnos la capacidad de trabajar en equipo.

La finalidad tras estos ramos es plantear a los alumnos posibles escenarios que pueden encontrar durante su desempeño laboral. Las situaciones son diversas: ya sea liderar un grupo, resolver dudas de clientes o controlar una crisis.

Carreras vinculadas a las finanzas y la salud, entre otras, imparten asignaturas vinculadas al desarrollo de las habilidades blandas. Su puesta en marcha también permite sobrellevar el cambio de método de estudio.

Muchos estudiantes pasan de un colegio donde principalmente prestaban atención a un profesor a una universidad donde ellos son parte activa de su aprendizaje. Al momento de revisar qué habilidades un alumno debería desarrollar, se encuentran:

  • Capacidad de comunicación.
  • Capacidad de establecer relaciones interpersonales.
  • Responsabilidad
  • Honestidad
  • Compromiso
  • Empatía
  • Liderazgo
  • Asertividad
  • Capacidad de negociación

¿Por qué las habilidades blandas?

Egresar de la universidad y comenzar la vida laboral expone a los jóvenes a múltiples situaciones. En algunas será necesario únicamente aplicar los conocimientos adquiridos durante los años de estudio.

Otros episodios, además, implicarán dosis de “inteligencia emocional” complementadas con las habilidades académicas. Es precisamente en este grupo donde las universidades detectaron falencias.

Por ejemplo están las profesiones vinculadas a la salud. Un médico debe generar niveles de empatía para tratar con pacientes que, a su vez, presentan situaciones emocionales diversas. Lo mismo ocurre cuando se debe entregar información sensible que puede impactar a los familiares de un enfermo. Incluso, la forma de liderar un equipo al interior de un quirófano.

Para las carreras económicas, las universidades implementaron diversas opciones. Entre ellas destacan cursos de inteligencia emocional y liderazgo valórico.

En un mundo laboral marcado por la exposición a diversos medios y canales de comunicación, el cómo nos expresamos es importante. Ya no basta con únicamente entregar conceptos: la forma de hacerlo puede impactar en un equipo humano.

La universidad es el espacio donde, además de recibir los conocimientos académicos, se pueden poner en práctica y perfeccionar las “habilidades blandas”. Una correcta comunicación es vital cuando se trabaja con otros, independiente de su lugar de origen o especialización.

Si aún tienes dudas para preparar la PSU o no sabes cómo puedes subir tus notas del colegio, revisa nuestros programas, orientación vocacional y el modelo Preu PDV 360°.

 

Comentarios cerrados.