Blog Preuniversitario y Prueba de Transición | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Diciembre 16, 2019

Los secretos de los Puntajes Nacionales del año pasado para enfrentar la PSU

  • Compartir:

Los secretos de los Puntajes Nacionales del año pasado para enfrentar la PSU

Quedando apenas unas semanas para la PSU, para muchos la prueba se convierte en un proceso tortuoso y estresante. La presión del obtener el mejor puntaje posible se hace agotador y muchas veces no se sabe cómo organizar el tiempo para poder alcanzar a abarcar toda la materia.

El sueño de ser puntaje nacional es posible, por eso, y para intentar que los jóvenes no desesperen, rescatamos consejos de jóvenes que el año pasado rindieron la prueba y que obtuvieron el puntaje máximo.

Dejamos esto como una recomendación que debe adecuarse a cada una de las necesidades de los alumnos ya que cada uno debe intentar encontrar su propia forma de manejar el tiempo, estudios y ansiedad previo a la prueba, y considerando que este año la situación país es distinta que la del año pasado.

 

  • Dylan Rocha, ex alumno de Sede La Florida:

“Me acuerdo que los días previos repase los contenidos que ya tenía bien vistos, hice  mapas conceptuales, en particular de los ramos científicos. También recomiendo mucho asistir a las jornadas de repaso del Pedro de Valdivia porque sirven mucho para refrescar materia que uno sabe pero no recuerda totalmente.

También creo que es súper importante relajarse los días previos, tener tiempo familiar, tiempo de ocio, no estar tratando de aprender lo que uno ya no pudo aprender en el año. Yo por ejemplo, no vi más materia nueva cuando quedaban dos semanas antes de la prueba”.

  • Micaela Contreras, ex alumna sede Osorno:

“Mi único consejo es más que nada intentar estar tranquilo, si uno ya se preparó durante el año no “llenarse” de ensayos para no estresarse aún más”.

  • Daniel Etcheverry, ex alumno sede Rancagua:

“Lo que yo me acuerdo que hice fue dejar de estudiar una semana antes de la prueba, ya que no creía que se pudiera aprender mucho más y solo te pone nervioso. También trate de comer bien y cuidarme para evitar enfermarme o cualquier cosa que me afectara el día de las pruebas.

Trataba de no escuchar al resto, especialmente familia o personas que preguntan mucho y  que te pueden poner más nervioso aún para la prueba. El día de la prueba fui lo más cómodo posible y de desayuno comí lo de siempre sin llenarme más de la cuenta”.

  • Laura Varela, ex alumna sede Apoquindo:

“Lo más importante es tratar de tener calma los días de la prueba. Si estás muy estresado, creo que es bueno bajarle el ritmo los últimos días al estudio, pero no desentenderse del todo. Tampoco ponerse a hacer maratones de estudio porque te cansas y te pones mucho más nervioso. Recomiendo leer las guías en la noche.

Yo lo que más hice fueron ensayos. Hacía por lo menos un ensayo cada tres días. También hay que tener cuidado con la alimentación, no comer cosas muy pesadas y tener ojo con los descansos, dormir bien, mantener un buen horario de sueño. Yo por ejemplo, trataba de dormir ocho horas y mantenerme ocupada durante el día“.


Comentarios cerrados.