Blog Preuniversitario y puntajes PSU | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Septiembre 12, 2017

¿Cómo planificar la parte final del año para evitar el estrés?

¿Cómo planificar la parte final del año para evitar el estrés?

Los estudiantes entran en una temporada decisiva. Los que están en cuarto medio ya preparan intensivamente la PSU, mientras que otros juegan sus últimas cartas para subir sus notas. En ambos casos, aparece un factor común: el estrés.

Poder afrontar la recta final del año de forma tranquila es la consecuencia de múltiples decisiones tomadas previamente. Cuando desde un comienzo las metas están claras, es más fácil recorrer el camino correcto para llegar a ellas.

No importa si buscamos mejorar nuestras calificaciones -pensando en el Puntaje NEM– o llegar de buena forma a la PSU 2017. Es posible evitar el estrés o, si es imposible escapar de él, siguiendo algunas recomendaciones ocuparlo a nuestro favor.

¿Cómo se manifiesta el estrés?

Responder a las obligaciones escolares nos obliga a un esfuerzo diario. Buenas notas o la Prueba de Selección Universitaria hace que nuestro cuerpo quede expuesto, avisando cuando no es capaz de hacerlo al ritmo que necesitamos.

El estrés presenta síntomas que se manifiestan en múltiples niveles. Hay síntomas físicos, psicológicos e incluso se hacen presentes a nivel conductual. Dolores de cabeza, musculares o resfríos frecuentes forman parte del primer grupo.

También se puede evidenciar una ansiedad constante, problemas de memoria y concentración además de irritabilidad. Por último, existe una tendencia al aislamiento, discutir frecuentemente o simplemente dejar las actividades escolares.

Así como la familia es fundamental al momento planificar una estrategia de estudio, ante episodios de estrés es necesaria su presencia. Su apoyo permite entregar contención y evaluar los pasos a seguir al momento de tratar una crisis.

Lo que debemos hacer para evitar el estrés

Aunque hay diversos factores que influyen para que aparezca el estrés, tenemos la capacidad de trabajar para disminuir su impacto. Una de las principales formas de lograrlo es planificando cómo afrontar el año escolar.

Hay que evaluar caso a caso. Si debes subir las notas o mantener las actuales, debemos mantener rutinas de estudio y recurrir a apoyo para reforzar asignaturas débiles.

Por ejemplo, un preuniversitario es una buena alternativa para aprender métodos de aprendizaje, preparar las pruebas o buscar orientación para resolver las tareas escolares.

Los alumnos de cuarto medio que deben enfrentar la PSU hoy están ante otro desafío. Si no prepararon la prueba con tiempo, un plan intensivo suele ser la solución. Aprovecharlo al máximo implica identificar fortalezas, debilidades y mejorarlas.

En ambos casos, la clave es aceptar que todo proceso lleva tiempo, por lo cual esperar resultados inmediatos -aunque no es imposible- no necesariamente es lo correcto.

Junto a lo académico, es posible llevar adelante otras acciones prácticas para combatir el estrés:

  • Respeta las horas de sueño
  • Aleja las distracciones. Deja tu celular en modo avión y mantén ordenado el lugar donde estudias
  • Realiza pequeñas pausas durante tu estudio. Acariciar a tu mascota o hidratarse son útiles
  • Reforzar la planificación de estudio trazada a comienzos de año
  • Deja tiempo para hacer lo que más te gusta. No dejes de hacer deporte o compartir con amigos
  • Actos tan sencillos como caminar contribuyen a controlar el estrés

Si aún tienes dudas para preparar la PSU o subir tus notas del colegio, puedes consultar por nuestros programas, orientación vocacional y nuestro modelo Preu PDV 360°.

Comentarios cerrados.