Blog Preuniversitario y puntajes PSU | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Julio 12, 2019

Vacaciones de invierno: Estudiar o no estudiar. He ahí el dilema

  • Compartir:

Vacaciones de invierno: Estudiar o no estudiar. He ahí el dilema

Con la llegada de julio y el fin del primer semestre del año académico llegan las anheladas vacaciones para los estudiantes. En este contexto, muchos se preguntan si es mejor aprovechar esos días para intensificar el estudio y, quizás, ponerse al día en las guías y ejercicios que aún no completan o si descansar y dedicarse a recargar baterías para lo que queda del año.  Como el debate es amplio y no existe una única respuesta, Beatriz Rivera, Directora de Orientación de Preuniversitario Pedro de Valdivia sugiere disfrutar las vacaciones teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:

 

  • Revisar las metas generales:

Es útil reflexionar y realizar un diagnóstico, esto significa que antes de comenzar a realizar cualquier acción los estudiantes deben preguntarse: ¿Logré lo que me he propuesto? ¿Qué metas han sido más fáciles de cumplir? ¿Cuáles han sido las dificultades que me he encontrado en el camino? En este punto puede resultar beneficioso revisar sus notas y evaluar las estrategias de estudio utilizadas, preguntándose ¿Sirvieron para acercarse a cumplir los objetivos? Si concluye que no fue suficiente, entonces es preciso modificar o generar nuevas acciones.

Establecer de manera clara las metas, considerando aquellas con mayor posibilidad de logro, lo que evitará que la frustración frene la motivación. Además, será necesario definir fortalezas y debilidades. Sería útil preguntarse ¿Qué materia debo reforzar?

Si se logra unir el objetivo y la estrategia, consciente de los cambios que se deben realizar, es posible aumentar la percepción de ser capaz de tener logros en lo académico, y por lo tanto mejorar la predisposición hacia el estudio.  Es importante recordar que el segundo semestre es más acotado en tiempo, por lo que hay que tener objetivos realistas y a corto plazo.

 

  • Reconocer los recursos que existen a disposición.

Revisar aquellos recursos que se tienen a favor, para luego determinar lo que se necesitará para la siguiente etapa. La actividad de estudiar puede ser dinámica si se utiliza la creatividad. Ante esto, es importante explorar las herramientas que pueden contribuir a la forma de estudiar, como aplicaciones para el celular o metodologías de estudio. También es recomendable reconocer personas en el entorno que pueden aportar al aprendizaje, como docentes, tutores, orientadores, o compañeros/as que ayuden a enfocarse en lo que se busca. Cada persona puede acompañar en el proceso de preparación desde su habilidad.

 

  • Construye un camino propio

Una vez clarificadas fortalezas y debilidades, además de los recursos disponibles, se concreta la planificación. Al tener claridad de las herramientas, ahora hay que organizar la forma de aplicarlas y sacarles el mayor provecho.

Aunque no es necesario planificar de manera estricta el tiempo durante las vacaciones, es importante intencionar algunas actividades en el día a día. El descanso se produce también cuando se disfruta de la actividad, no se asegura sólo permaneciendo inmóvil o realizando actividades monótonas.

Es importante buscar un equilibrio entre las actividades de recreación y el estudio. Si se desconecta por completo del aprendizaje, será más agotador retomar el material una vez que inicien las clases. Es recomendable incorporar dentro del día ciclos acotados de estudio, de acuerdo al tiempo de concentración y las materias que se necesita tener en cuenta. La ejercitación permite mantener “fresca” la información, facilitando su recuerdo.

Para un estudiante de III° medio, en que la urgencia de la PSU es mucho menor, probablemente puede tener más horas de descanso, mientras que un alumno de IV° medio, deberá evaluarlo en base a sus metas, habilidades y el estado de su rendimiento en los ensayos PSU, como en el colegio.

 

  • Procurar que los pasos anteriores se transformen en un Plan Estratégico:

Si bien las recomendaciones mencionadas pueden ser implementadas en el tiempo libre de vacaciones de invierno, es importante tomarse el tiempo para generar un plan que te permita realizar éstas y otras actividades durante todo el año, lo que puede revisarse de manera mensual.

Es recomendable evaluar periódicamente los avances y personalizar el camino. De esta manera se estarán perfeccionando constantemente las metodologías para desarrollar las habilidades académicas y orientar la decisión vocacional. Si aún se está cursando la enseñanza media es importante potenciar las notas de enseñanza media (NEM) ya que es un factor de selección, que sumado al puntaje ranking, puede significar hasta el 50% del puntaje ponderado. Si eres egresado, entonces debes focalizarte en preparar los ejes temáticos de la PSU que consideras necesario reforzar.

Finalmente, si bien estas recomendaciones implican invertir cierto tiempo y energía, es importante recordar que las vacaciones de invierno dan la oportunidad de hacer una pausa, reflexionar y descansar, lo que permitirá renovar las energías para el segundo semestre. Realizar actividades recreativas no significará  perder el tiempo, por el contrario, se estará aplicando y adquiriendo nuevo conocimientos desde lo cotidiano. Toda experiencia es una oportunidad para aprender.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *